Agregado exitosamente a la bolsa.

¿Cómo lograr un estilo nórdico en casa?

Revisaremos cinco elementos claves para que le des un toque nuevo a tu hogar siguiendo esta tendencia:

  1. Colores claros:

Prefiere para tus paredes, techo e incluso el suelo un color blanco o hueso.

Las cortinas también de telas claras y livianas que no impidan el paso de la luz natural.

No olvidemos que en los países escandinavos donde surge este estilo decorativo,  la luz natural es escaza y los inviernos largos y fríos, es por esto que se privilegian los colores pasteles para multiplicar la claridad a toda costa creando atmosferas iluminadas. No es de extrañar, entonces, que el blanco sea el color insigne de la decoración nordica.

2. Blanco y negro: Jugar con el contraste

Manteniendo la predominancia del blanco, incluye accesorios o mobiliario negros, se generará un contraste interesante, agregando un toque chic y contemporáneo. 

Puedes usar alfombras rayadas, cojines con lunares, rombos, cruces, o mantas con algún otro patrón en blanco y negro.Mobiliario de formas rectas y simples

3. Mobiliario de formas rectas y simples:

A la hora de elegir tus muebles, prefiere aquellos sencillos, de líneas rectascon suaves curvas. La madera es, sin lugar a dudas, el elemento preferido para la fabricación de muebles. Y, sobre todo, en colores claros y naturales. Un ejemplo es la madera de Haya.

4. Motivos geométricos

Tazas, vasos, platos, manteles, cojines, mantas, alfombras e incluso cuadros, pueden contener motivos geométricos; donde las líneas rectas y simples sigan siendo las protagonistas. Rayas, rombos, cruces, “chevron”, triángulos y puntos, son los estampados favoritos de este estilo. 

Puede ser en tonos blanco y negro o si queremos incorporar color, quedaría muy bien con grises, beige, amarillo, verde esmeralda o menta y rosa.

Los motivos de animales también suelen incluirse en este estilo, donde el rey indiscutido es el Ciervo, que suele verse como figura de madera en la pared, en cojines o láminas enmarcadas.

5. Accesorios:

Los accesorios son piezas claves dentro de la decoración. En el estilo nórdico son los encargados de transmitir personalidad al espacio, reducir la frialdad y dar vida al blanco. 

  • Los cuadros aportan color a las paredes blancas. Las láminas pueden contener letras, mensajes, motivos de naturaleza, figuras geométricas o animales. Los marcos suelen ser lisos y se ven bien en color blanco, negro, madera o pasteles; creando generalmente composiciones.
  • Los cojines, mantas y pieles aportan calidez al ambiente y puedes usarlos sobre la cama, sillones o sillas. 
  • Incluir elementos vegetales como recurso decorativo es otra clave.Incorpora plantas verdes como cactus, suculentas y helechos que agregan, tanto color como un look fresco y natural y no requieren de tantos cuidados. Los puedes poner dentro de jarrones, tazas, maceteros, etc. 
  • Las lámparas son elementos indispensables que aportan luz, algo muy deseado en este tipo de decoración. De diseños sencillos, colores neutros y armoniosos, poco recargadas, combinan perfecto con blanco, gris y colores metalizados. Siguiendo el lema de lo práctico y decorativo, estas también aportan con lo suyo. Puedes encontrarlas de madera, y una tendencia que se está llevando es en color cobre con diseños geométricos, aportando algo de contemporaneidad. Le vienen bien también las guirnaldasen forma de esfera o con cables de cobre, que además de iluminar generan calidez y adornan.
  • El toque personal invade las casas nórdicas, creando ambientes más acogedores y vividos. Fotos familiares o de viajes o una composición de láminas con mensajes. Son infaltables las famosas Lightbox o cajas de luz,que parecen un cartel de cine antiguo y que además de iluminar, permiten crear frases personalizadas al estilo de quienes la habitan. 

Finalmente lo que nunca puede faltar ¡Velas! Regalan un plus de calidez y magia al ambiente. Características que hacen sumar más puntos a este estilo a la horade elegir como decorar un espacio.